Usted está viendo una versión simplificada de nuestro sitio web.
Haga clic acá para ver el sitio original

el artista

Víctor Magariños D. ha trascendido en la historia del arte argentino como un artista que resiste toda clasificación. Una posible definición de su trabajo la brinda él mismo cuando designa su producción con el nombre de “Arte Cosmológico”, nombre con el que se conoció su obra en el campo del arte argentino y del exterior.

Víctor Magariños D. (Lanús, Pcia. De Buenos Aires, 1924 – Pinamar, Pcia. de Buenos Aires, 1993) es el cuarto hijo de seis de una familia de inmigrantes gallegos.

Estudia en la Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano, en la ciudad de Buenos Aires, institución en la que luego se desempeñará como docente de Pintura. En 1946 funda y lidera el “Grupo Joven” integrado por artistas de su generación. En 1947 recibe el premio Prins de la Academia Nacional de Bellas Artes. Viaja a París en 1951 becado por el gobierno francés, donde se vincula con Georges Vantongerloo, Fernand Leger, Max Bill, entre otros artistas, y es en este momento en el que define un lenguaje para su obra ligado a la abstracción. De regreso a Argentina, continúa su labor creadora y docente en Buenos Aires hasta el año 1967 cuando decide trasladarse a Pinamar y construir allí su refugio a metros del mar sobre un médano en la zona rural. Desde este lugar se conecta con la comunidad de artistas y científicos de todo el mundo.

Entre sus exposiciones individuales cabe mencionar las que se llevaron a cabo en el Instituto de Arte Moderno en 1951, en el Centro Venezolano-Argentino de Cooperación Cultural y Científico Tecnológica de Caracas en 1974, en el CAYC de Buenos Aires en 1984, en el Museo de Bellas Artes de Bruselas en 1986, en la Fundación Patricios de Buenos Aires en 1991 y en el Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires en 1999. Entre las exposiciones colectivas en las que participó se destacan la realizada en el Stedelijk Museum de Amsterdam en 1953, la XXVIII Bienal de Venecia en 1956, la muestra colectiva “Del arte concreto a las Nuevas Tendencias” en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires en 1963, el Premio Di Tella de 1964, la X Bienal de San Pablo en 1969, la exposición de “Contemporary Art 1942 – 72 – Collection of Albright – Knox Gallery” de Nueva York en 1972, entre otras.

Su obra está incorporada a los acervos de museos nacionales tales como Museo Nacional de Bellas Artes, Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, MALBA, MACLA y MACRO. Entre las colecciones internacionales que cuentan con su obra se destacan el MOMA de Nueva York, la Albright-Knox Gallery de Búfalo, Nueva York, el Museo Nacional de Bellas Artes de Bruselas, el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, el Museo de Arte Moderno de Paraguay y múltiples colecciones privadas.