Usted está viendo una versión simplificada de nuestro sitio web.
Haga clic acá para ver el sitio original

Cuencos tibetanos en la Casa Museo

El 29 de Febrero se llevó a cabo en la Casa museo el concierto vivencial “Los sonidos de la creación” en los cuencos tibetanos de Albert Rabenstein.

Entrando en el segundo mes del solsticio de verano, cuando ya es perceptible el crecimiento de la sombra, nos reunimos con el misterio de la vibración en el espacio de la Casa Museo. Ella, poblada por el espíritu de la obra de Víctor en diálogo con su discípulo Marcelo Federico.
Nuevas brisas inundan el jardín que sintonizan con el cambio que transita la humanidad entera y la propuesta es entregarse a la vivencia de ser y estar presentes en esta búsqueda guiada por Albert.
Los cuencos tibetanos y su escala armónica nos invitan a reconocer en nosotros el orden natural, a través de un viaje único y personal donde el tiempo parece detenerse, donde la realidad adquiere una nueva dimensión y la mente se relaja invitándonos a entrar en Armonía con el universo. A.R.
Albert Rabenstein, comparte su experiencia con estos instrumentos, su mirada del mundo a través de este conocimiento y nos lleva a través de este recorrido sonoro al reencuentro con nosotros mismos.

www.tibet.com.ar

A propósito de Albert Rabenstein:
Es director del Centro de Terapia de Sonido y Estudios Armónicos de Buenos Aires. Sus estudios de música , ingeniería, medicina china, chi kung, logoterapia, pensamiento junguiano y culturas ancestrales de América le permiten integrar una mirada amplia, tanto científica como espiritual del mundo vibracional.
En 1987 comenzó a investigar cómo los sonidos influyen en la gente. Como director de coros y coordinador de talleres de canto, inició su exploración con el uso de la voz, no sólo desde lo musical, sino también haciendo un registro de las consecuencias terapéuticas que tenía su trabajo a nivel grupal y también individual. Posteriormente, investigó el efecto producido por los sonidos de campanas tubulares, con las cuales trabajó dándoles diferentes afinaciones en escalas utilizadas en diversas culturas del mundo. Su conocimiento acerca de los metales lo llevó a realizar él mismo todos los instrumentos que utiliza en su trabajo. Cuando escuchó por primera vez un cuenco tibetano, su trabajo se intensificó en la investigación de las características de este instrumento. El misterio que encierran los cuencos fue lentamente develándose, a medida que avanzaba en su elaboración y en la realización de una práctica regular en su vida personal y la aplicación a nivel terapéutico.
Su trabajo, basado en la resonancia con los sonidos armónicos de estos cuencos, lo convirtió en pionero de la terapia de sonido en nuestro país. Desarrolló su propia técnica de trabajo, que enseña en Argentina y también en el exterior, en la cual integra el uso de cuencos tibetanos, la voz y diapasones y otros instrumentos.
Ha expuesto los resultados de su investigación como invitado en congresos internacionales. En 2011 fue invitado al Congreso Internacional de Oncología Integrativa organizado por ASOI en Buenos Aires. En el exterior ha presentado su trabajo en la Universidad de Torino (2008), Hospital Molinette de Torino (2010) y en congresos en Bologna (2009) y Trieste (2011).
 

Su concepto de La Clave Armónica es ya utilizado en diferentes ámbitos y tiene aplicación en las áreas educativa, terapéutica, desarrollo de la creatividad tanto a nivel individual como en grupos de trabajo. También ha ayudado a miles de personas a encontrar una profunda conexión con su esencia a través de la meditación con los sonidos armónicos. Además de su labor docente y terapéutica, Albert continúa trabajando en el desarrollo de nuevos instrumentos y sus técnicas de aplicación.

Para disfrutar de fotos de esta experiencia ingresá en nuestra página de facebook: http://www.facebook.com/centrodeartevictormagarinosd

 

Casa Museo
Víctor Magariños D.
Av. Libertador entre Picaflores y Odisea, Pinamar
e-mail: centrodearte@magariñosd.com.ar 02254 488623